Algo que me gusta mucho y en lo que invierto cerca del cincuenta por ciento de mi tiempo, es a la lectura. Entro a alguna librería y salgo con mínimo dos libros (por eso casi no voy); no puedo estar sin un ejemplar físico en mi bolso o hasta tengo preparado una selección en PDF por si la situación lo amerita. Leo cuando puedo, en el transporte, al esperar en el banco, en el doctor o en la parada del camión. Leo en las mañanas, en las noches y si no puedo dormir, en la madrugada también. La lectura se ha vuelto parte de mi vida y es algo que amo hacer, que no me pesa y que disfruto plenamente, por eso me sumo a la celebración del día del libro este 23 de abril, pero ¿qué sucede cuando ese amor por la lectura se suma a la pasión por los videojuegos? La fusión es magistral, casi divina.

Libros sobre videojuegos o viceversa

Para los amantes de ambas obras de arte, conocemos a la perfección el sentimiento de encontrar en papel la historia de uno de los videojuegos que más nos gusta o el libro que inspiró a la creación de un juego. Emoción, adrenalina, felicidad…esas ganas de querer comerse el libro y descubrir lo que en su interior revela, las semejanzas con el juego, algunos datos adicionales, la idea que inspiró un título y vivir de nuevo la aventura que tanto nos ha gustado, pero ahora en nuestra imaginación, dentro de nuestros sentidos y con la satisfacción de tener ese ejemplar en papel cuyo olor nos embriaga y nos encanta.

Existen muchos libros basados en videojuegos o que inspiraron a crear sagas impresionantes: Halo, World of Warcraft, Diablo, Assassins Creed, Alan Wake, The Elder Scrolls, Gears of War, Resident Evil, Dragon Age, Magic: The Gathering, Uncharted, Starcraft, Fable y miles de títulos más que desearía tener en mis manos para leerlos una y otra vez.

Al mismo tiempo, existen títulos que inspiraron a la creación de juegos como Metro 2033, La Saga de Geralt de Rivia o la Saga del brujo que inspiró a realizar The Witcher, el maestro de terror Lovecraft ha inspirado cientos de títulos como Bloodborne, Alicia en el País de las Maravillas, Tom Clancy, Parasite Eve, La rebelión de Atlas que inspiró a Bioshok, El Señor de los Anillos, La Divina Comedia y cientos de títulos más que deberías leer antes de jugar (de nuevo) estos títulos tan increíbles.

A la cacería de libros y videojuegos

Como amante de la lectura y de los videojuegos deberíamos de buscar, comprar y leer todos estos libros, ya sea los basados o los que inspiraron, ¿por qué? Porque, además de ser una práctica maravillosa, cada libro nos otorgará un panorama diferente sobre el juego y del por qué se inspiraron en sus historias. Leer es glorioso, sobre videojuegos, aún más ya que conocemos el mundo, a los personajes y las hazañas, sólo que ahora podremos disfrutarlas en papel y ¿existe algo más grandioso que eso?

La colección nunca terminará, eso lo tengo claro. El dinero faltará y el espacio ni se diga, llegará un momento en el que ya no tendremos lugar para colocar nuestra preciada colección. En formato digital también sirve, aunque sería trampa y para mí no tendría valor. No existe mayor satisfacción que ver tus libros físicos apilados en la estantería.

¿Cuáles has leído tú? ¿Te comprometes a cumplir un reto de este tipo de libros? Tal vez el año que viene sea mi reto personal: leer todos los libros de juegos o que inspiraron a la creación de no sólo uno, sino de varios. Puedo asegurar que la idea me atrae demasiado. Ya quiero que llegue el 2020.

Comentarios

comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here